Animales Por Boca de Comedero en Alimentación Seca/Húmeda

Share:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Recientemente se publicó un nuevo estudio que brinda información sobre cómo la cantidad de animales por comedero afecta el rendimiento.

El tema de cuántos cerdos por espacio de comedero deben asignarse, para ayudar a lograr el mejor rendimiento de producción, es uno de los temas de discusión más comunes con los productores que están cambiando su sistema de producción de comederos secos convencionales a comederos de bandeja ajustable seco/húmedo.

Esta pregunta ha sido particularmente confusa porque investigaciones previas sobre comederos secos han producido resultados variables sobre el número de animales por espacio de comedero. Quizás esto se deba a la variedad de fabricantes y modelos de comederos secos y, en particular, a la variabilidad en el ancho de los espacios de la boca del comedero. Normalmente, vemos espacios de 30,5 cm o 38 cm. Debido a esta variabilidad, el estándar de la industria se expresó en un rango de 3,2 cm lineales por animal para animales recién destetados, en fase de transición, llegando a 5 cm lineales por animal en fase de finalización. Así, dependiendo del ancho del espacio del comedero seco, el número de animales por espacio puede variar de 10-12 en la fase de transición a 7-10 animales en la fase de acabado.

Para responder a esta pregunta en comederos secos/húmedos, Oxford University Press publicó un estudio en 2018 en nombre de la Sociedad Estadounidense de Ciencia Animal titulado “Efectos de los comederos secos/húmedos y la densidad de corrales sobre el rendimiento de los cerdos en animales recreados/terminados”. ” (Wastell, Garbossa, Schinckel). Los corrales experimentales tenían igual número de machos y hembras con 20, 26 y 32 animales por corral, y con 10, 13 y 16 animales por comedero/boca, respectivamente. Cada corral tenía un comedero seco/húmedo de doble cara Crystal Spring™ con un bebedero en cada espacio de comedero y espacios bucales promedio de 37,5 cm. En el estudio se utilizó un grupo de 3182 animales, y tres repeticiones consecutivas de grupos de crecimiento-cebo.

Los resultados mostraron claramente que el uso de un comedero húmedo/seco requiere significativamente menos espacio de comedero lineal por animal en comparación con los comederos secos para obtener resultados aún mejores. Entre los hallazgos destacables de los estudios, destacamos:

  1. Al aumentar el número de animales por espacio de comedero (10, 13 y 16), se redujo el peso corporal final (PC) – 129,7, 129,4 y 128,4 respectivamente – aunque el GPD mostró una relación cuadrática con promedios de 1,03, 1,01 y 1,01.
  2. El consumo diario promedio de alimento (DMF) tuvo una relación cuadrática con el número de cerdos por espacio de comedero, con valores promedio de 2.62, 2.52 y 2.55 kg por día para los 10, 13, 16 cerdos/espacio, respectivamente.
  3. La conversión alimenticia (FC) también tuvo una relación cuadrática con medias de 0.395, 0.404 y 0.400, respectivamente. Los animales en corrales de 13 animales/espacio comieron alrededor de 10 kg menos de alimento en comparación con los animales en corrales de 10 animales/espacio; sin embargo, solo tenían 0,3 kg menos de peso corporal (BW). Por lo tanto, el alimento consumido tuvo un mayor efecto sobre la rentabilidad, ya que esta diferencia en PC representa menos de medio día de ganancia de peso.
  4. La prueba también mostró que los cerdos con un espacio de comedero más grande tenían mejor CDM, pero este aumento puede estar asociado con un aumento en el desperdicio de alimento, ya que en los comederos con espacio más restringido, los cerdos tenían una mejor eficiencia alimenticia general.
  5. Finalmente, el ensayo mostró que el mejor balance de desempeño entre GPD y CA ocurrió en corrales de 13 animales/espacio, traducido en comederos con 2,87 cm por animal.

Otra investigación respalda los hallazgos de este estudio, mostrando que los comederos húmedos/secos tienen la capacidad de albergar más animales por espacio de comedero que un comedero seco (GONYOU et al., 2000), ya que los animales alimentados en ellos tienen visitas más cortas al comedero. y tasas de ingestión más altas (AVEROS et al, 2012) que resultan en DCM y GPD más altos (GONYOU et al, 2000).

A partir de estos datos se puede concluir que los espacios de comederos lineales requeridos por los animales en comederos secos/húmedos son aproximadamente un 60 % más pequeños que los requeridos en un comedero seco. Cuando defina la longitud de su nuevo comedero húmedo/seco, no asuma que debe tener la misma longitud que el comedero seco que se quitó del galpón, solo porque hay espacio abierto en los corrales. ¡Este error sin duda tendrá un impacto negativo en sus resultados!